El fascismo, la República y la izquierda catalana y la no catalana

Cartel de la GC

En respuesta a Vicenç Navarro

Vicenç Nvarro ha publicado recientemente un artículo titulado “Por qué las izquierdas catalanas siempre han conjugado la lucha por la justicia social con la lucha por la identidad catalana” [1]. Coincidiendo con muchas de sus consideraciones de fondo, unas breves observaciones:

1. La izquierda catalana, como la vasca o la del resto de Sefarad, no ha hablado nunca o apenas lo ha hecho de identidades catalanas, vascas, gallegas, aragonesas o españolas. No era el punto esencial. No estaba ni en sus genes ni en sus memes.

Leer más...

Golpe Suave

Portada de la revista 'El Viejo Topo'

El chavismo necesita ahora mismo muchas cosas, pero quizás la más importante es nuestro apoyo moral. No seamos cicateros.

Me resulta sorprendente –y preocupante– la frialdad, por no decir indiferencia, con que la izquierda española asiste el intento de derrocamiento del gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela. No hay nada que esperar de la dirección del PSOE, cuya hostilidad hacia el chavismo ha sido una y otra vez puesta de manifiesto, pero pienso que tanto IU como distintos movimientos político-sociales han puesto sordina a sus condenas –si es que se han producido– de los métodos de quienes tratan de echar abajo un gobierno surgido de unas elecciones limpias y bastante recientes.

Leer más...

Dret a decidir y derecho a la autodeterminación

Derecho a decidir y derecho a la autodeterminación

Para Manuel Cañada, Julio Anguita, Jordi Torrent y Joan Tafalla

Preguntado por Luis Roca Jusmet sobre la posibilidad o necesidad de un proceso constituyente, paralelo con la exigencia de una consulta en Cataluña, y sobre si tal proceso era posible dentro del actual marco constitucional, Gerardo Pisarello respondía en los siguientes términos: “Si hay voluntad política, la consulta es jurídicamente viable, sin necesidad de reformar previamente la Constitución”. El Gobierno, añadía, “ha optado por una oposición cerril, que no hará desaparecer este reclamo”. En su opinión, “una salida limpia a la cuestión territorial solo puede pasar por el reconocimiento previo del derecho a decidir, que no es sino una lectura actualizada del derecho a la autodeterminación de los pueblos. En la oposición antifranquista, añade Pisarello, “esto estaba muy claro, y se sabía que se aludía, ante todo, al caso de Cataluña, el País Vasco y Galicia.” [1]

Leer más...

Nuestra III República

Nuestra III República

Cuando se cumplen 75 años de la derrota republicana, los partidos políticos, las asociaciones cívicas, los movimientos sociales, los sindicatos, los periodistas y los creadores de opinión deberían estar reclamando a voces la proclamación de la III República. O más bien que nos devolvieran la II que tan sangrientamente nos arrebataron. Aquella que proclamaba que era de trabajadores de todas las clases, que instituía la igualdad del hombre y la mujer, la posibilidad de federar las nacionalidades y las regiones, los beneficios sociales y el reparto de la tierra, la separación de la Iglesia y el Estado y la escuela laica.

Leer más...

El nacionalismo sin paradojas

EVA VÁZQUEZ

El empeño en “extender la conciencia nacional” solo tiene sentido si los individuos no creen que son una nación y si hay democracia no cabe la secesión porque se realiza en contra de lo que todos hemos decidido

La idea de Pujol es que existe una nación cuando un grupo de individuos cree que lo son

Se justifica la acción de una comunidad política solo si por sus rasgos se ve privada de derechos

La nación es un enigma y el nacionalismo un enigma levantado sobre otro enigma. No es raro. Lo han repetido los mejores estudiosos del asunto: el nacionalismo no es el resultado de la nación, sino que, al revés, el nacionalismo se inventa la nación en nombre de la cual habla. Más exactamente, en los términos, adaptados, de Rodríguez Abascal, en Las fronteras del nacionalismo: un conjunto de individuos (los nacionalistas) sostienen que otro conjunto más numeroso es una nación y se proclama su portavoz. Se proclama tanto que, como si de un pater familias se tratase, incluso se considera en condiciones de sentenciar acerca de sus emparejamientos, por decirlo en fino: “(El mestizaje) será el fin de Cataluña (…). Para Cataluña es una cuestión de ser o no ser. A un vaso se le tira sal y la disuelve; se le tira un poco más, y también la disuelve, pero llega un momento en que ya no la disuelve” (La Vanguardia, 23-8-2004). La inspiración intelectual (“la pureza”) de Jordi Pujol no es conmovedoramente cívica, pero, como argumentaré, no puede ser otra si el nacionalismo quiere ser político.

Leer más...

Spanish Basque Catalan English Galician Portuguese
Lunes, 16 Septiembre 2019
22:37:38

La Internacional

Plataforma Unitària i Popular contra la Guerra i l'OTAN

Cartel

Marchas de la Dignidad

Audiovisual

  1. Video 1
  2. Video 2
  3. Video 3

Blogs destacados

Blogs destacados

¡Participa dándonos tu opinión!